Ni siquiera un octavo de copa, solo una VENDETTA por Ermenegildo(H) Coletti

Qué falta de compromiso, qué desidia la de Universitario de Deportes (hablo de todos los interinos: dirigentes (socios), cuerpo técnico y jugadores) con la hinchada crema que siguió por televisión y en cuerpo presente al equipo de sus amores hasta la enorme cancha (palabra de origen quechua) del “gasómetro” de San Lorenzo en Buenos Aires – Argentina, para ver in situ el partido que nos sacaría de perdedores después de 17 años de no pasar a los octavos de final de la copa Santander Libertadores y así poder demostrar a la San Martin, por ejemplo,  que no solo con billetes se ganan los partidos ajenos, menos los de copa.

Miles de inmigrantes peruanos dejaron ayer 28 de abril sus labores nocturnas en la capital argentina. Muchos de ellos, comerciantes callejeros, decidieron consagrar el día y esa noche a la U.

Al equipo lo siguieron desde su llegada a Ezeiza. Varios de los jugadores recibieron ramos de rosas de sus fans y un sinfín de fotografías (quién se traga ese amor); la barra alentó al equipo desde su ingreso al gramado de juego (fue tanto el desaliento por la eliminación del equipo local, San Lorenzo de Almagro, que las tribunas estaban vacías de sus hinchas).

En el gran estadio solo se escuchaban las viejas canciones de la gloriosa Trinchera Norte, aunque de fabricación argentina, adaptadas al sentir merengue limeño.

Dale ou, dale ou, dale dale dale ou.

Pensamos, y lo queremos tomar así (el problema del desarrollo del partido): Que esta fue la mejor venganza que planificó Marcelo Tinelli y si no fue maquinada por un incentivo de los pestosos mexicanos del resucitado San Luis: definitivamente es un ser humano afortunado, porque esta venganza que tuvo como origen el ataque a pedradas de un grupo de ultras cremas al bus en que ingresó la delegación de San Lorenzo al Monumental de Lima, la intención era hacer sentir la localía. (Así piensan algunos adoradores de “la vieja Copa Libertadores”).

Las piedras impactaron en las ventanas y crearon zozobra general en el equipo argentino. Ya imagino el terror que experimentaron los argentinos en aquella oportunidad, ser atacados por una pandilla peruana.  Así, alguien se cortó la mano y el hijo de Tinelli se asustó hasta las lágrimas. El showman y accionista principal del club luego apareció, sin buen humor, mostrando las grandes rocas que se habían introducido al bus a las cámaras de la televisión peruana-le cayó como anillo al dedo al buen Marcelo. Era lo más doliente que San Lorenzo podía hacernos como respuesta a la agresión, y lo hizo, nos superó largamente por dos a cero con un equipo alterno de juveniles al mando de  un nuevo entrenador, ex estrella del calcio italiano, el cholo Simeone. Técnico nuevo debuta ganando..?

Del equipo, mejor no hablemos, solo nos preguntamos ahora que nos quedamos otro año más  fuera de la Copa… el sorbo amargo que nos toca es la siguiente pregunta: ¿Quién es el mediocre en la u? (Le pregunto a todos).universitario-san-lorenzo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s