Manofalsa invadirá casas -fascistas

indigena aguarunaFieles a nuestra actitud desaseada y maloliente de AKM sangrienta, Manofalsa ha decidido, luego de disertar breves horas, en breve quórum sobre el asunto de la selva peruana (anti suyo) entre los socios ociosos de esta no revista (nuestros ojos virtuales o directores), que desde el día de mañana instalaremos un cuartel del vicio -a manera de tienda romana con cuatro carrizos y un cobertor de red de pescar para el frío intenso de junio- permanente en la misma sala de los fachos de la net, extranjeros peruanos, que opinaron hace unos días sobre los sucesos de Bagua en nuestros medios.

“La estupidez también tiene derecho a opinar” diría algún gil. Para ellos el acto de masacre de nativos fue un acto de defensa del estado. Estos párrocos de las redes sociales no son conscientes de la cultura que se pierde con la muerte de cada ser humano.  No conocen ni por casualidad la historia del pueblo Ashuar, ni de su habla, ni de sus mitos, ni de un lugar llamado “Santa María de Nieva”, ni de sus dioses y su mágica cosmovisión. Es más, no son conscientes de las diferencias culturales entre “peruanos”, simplemente se aferran a su ala de poder. En la repartición, ¡hermanos! Ellos ven reflejado el éxito social en líderes de opinión como el niño liberal de Aldo Mariátegui  y la rojiza Mónica Delta, personajes de antología que increíblemente tienen un programa de televisión y que alientan los acuerdos comerciales con la comunidad extractiva internacional.

Ocuparemos sus santos hogares sin ninguna solicitud o sobre aviso de nuestra molesta presencia con olor a pescado  a sus ocupantes originarios, ya que para estos duces no es necesario solicitar permiso para ingresar a un lugar sagrado (como su casa o la casa de sus padres o la selva) y el maltrato policial les parece un acto justificable. Entonces nosotros desplegaremos el escándalo de la patafísica en sus conventos, en diferentes fechas ya programadas, con toda nuestra infraestructura: equipo de buceo de hombre rana, máscaras antigases, látigos de púas, chairas, drogas duras, sombrillas, lentes oscuros, una biblioteca babilónica y nuestro fiel teléfono celular; elementos necesarios para no abandonar nuestras malas costumbres de realizar presentaciones culturales outdoor.

Además, nos permitiremos invitar a nuestros amigos de barrio de la niñez en barracones para que  a través de sus malos modales de “hurtados” muestren con desprecio sus dientes de oro y su sexo  a las nenitas en medio de la enrarecida atmósfera que de seguro allí se formará.

Como decía mi primo Puchito del barrio de Obelisco : “¿indígena? Eso es “indio”, ¿no? Indio tu viejo, yo soy descendiente de tallanes pescadores, primo, choros de puerto.”

El coquito de Mariátegui

chicos-demos-cusco-1

por Ermenegildo(H) Coletti

Sin duda el cráneo solo le sirve a Aldo Mariátegui para que sea peinado su desierto rulo.

El “coco” de Mariátegui se ha consentido,  como un fresco “vozarrón” fotografiar y publicar en primera plana de su diario Correo la escritura de un texto con interferencias del quechua nativo de la cuzqueña congresista Hilaria Supa. Es decir, para este director de diario fanático de los Chicago Boys chilenos y viajante en primera clase a cuanta cumbre de millonarios halla en el mundo, la cultura humana la constituye solo la cultura ilustrada, para su reducido raciocinio, aún más, la cultura solo la constituye la correcta ortografía.

Nunca se asesoró con ningún especialista en idiomas peruanos y ni siquiera envío un correo a ningún asesor prudente, un antropólogo por ejemplo, de los que deben merodear su oficina antes de publicar la nota periodística, la cual incluso calificó de “impecable”.

Además, de manera discriminatoria,  la nota ha hecho la recomendación, -un día funesto  para la defensa de la educación intercultural en nuestro puerto república, el Callao-, del uso del primarioso Coquito para mejorar, según él, la deficiente ortografía de la congresista.

Para esta intelectual de la cultura oral y dirigente de comunidades campesinas, la congresista Supa, ágrafa de siempre, la escritura solo sirve para vincularse con sus labores parlamentarias que son escribir en agendas sus citas pendientes o simplemente  anotar ideas sueltas de sus   poquísimos discursos. La escritura es una tecnología inventada por Occidente y antes de ella y sus primeros códigos, los seres humanos practicaban la oralidad y por lo tanto su uso es voluntario y según convenga a su cultura.

Es para nosotros, los habitantes de este puerto, una gran vergüenza la supuesta defensa que realizó de su colega congresista el bastión de la cultura española en el Perú, lingüista ella, Marta Hildebrant llamó ignorante a la congresista cuzqueña las veces que se lo permitió ella misma. Pero justificó (para ella) que la ignorancia no estaba penada ni restringida en el congreso nacional. ¿Esa es una defensa de una lingüista?  Felizmente, esta infeliz  está a punto de jubilarse de la vida (lo cual registrará en el Perú un entierro más de otra momia virreynal). Podría Hilaria Supa llamar ignorantes de la cultura a esta racista del conocimiento de  su nación quechua, qué piensan estos viejos y nuevos dinosaurios de la política nacional: ¿de qué se trata el Perú? ¿Qué es el Perú para ellos? Acaso un virreinato con calesas conducidas por esclavos y cobradores de impuestos. O una república extractiva habitada por iletrados salvajes. Pensamos en la importancia del territorio del Cuzco que gobierna la congresista y en su frontera con Arequipa donde existe un pueblo llamado Condoroma, que es un lugar religioso en la puna donde el quechua sureño se encuentra con su lengua hermana,  el Aymara.

No saben estos supuestos mercaderes de la cultura y la política que fue el quechua la primera lengua del Imperio Incaico antes de la imposición del castellano en el Tawantinsuyo. El quechua es una lengua viva que actualmente es hablada por ocho millones de compatriotas. No saben que el Perú es un país multilingüe con una inmensa tradición oral entre sus miles de pueblos y comunidades. Eso nunca fue visto con interés por sus ojos de rapiña, listos para acomodarse entre los poderosos gobernantes y sus sueldos de lujo, es lo único que les interesa. Un mendrugo de poder.

En los siguientes días escuché las diferentes radios y una cucufata periodista de radio Kapital comparó a los congresistas ignorantes con personajes de la farándula y de la imaginación infantil, pensamos que su referencia era la congresista cuzqueña y su altercado con Aldo Mariátegui, y en su programa realizó una rápida encuesta radial para idear una ley que evite que estos personajes, como Timoteo dijo, lleguen a ser congresistas. Ya que el 95 por ciento de ellos tienen educación superior, es decir son universitarios.

Que empiecen las llamadas…aló.

LEER COMUNICADO DE SECCIÓN LINGÜÍSTICA DE LA PUCP